Artículo: Invertir en departamentos: 5 fórmulas para conseguir el pie

/blog/Noticias
2020-02-06

Crédito de consumo: Es la opción menos popular entre los expertos. "Para un inversionista es un mal negocio, porque todos sabemos que las tasas de los créditos de consumo son elevadas. Seguramente, para que salga una cuota baja va a tener que recurrir a un plazo extendido y se juntará con el pago del crédito hipotecario. La carga financiera va a ser demasiado pesada", advierte Sergio Tricio, gerente general de Ruvix, consultora de finanzas personales. La tasa de interés promedio de los créditos de consumo es de 16,61% anual, de acuerdo al Banco Central. Sergio Barros, gerente general de la plataforma de financiamiento Enlace Inmobiliario, añade otro aspecto desfavorable: "Pedir un crédito de consumo puede afectar la aprobación del crédito hipotecario por parte de los bancos, ya que en la evaluación crediticia el cliente tendrá una mayor deuda".

Tarjeta de crédito: Muchas inmobiliarias ofrecen ventas tempranas (en verde y en blanco) y tienen convenios con Transbank para pagar el pie en 18 cuotas precio contado. "El pago debe ser antes de que venza la cancelación del mes, porque si no esa cuota se transforma en crédito y pagará intereses altos", dice Tricio. La tasa de interés promedio de la tarjeta de crédito es de 20,45% anual.

Refinanciamiento: Nicolás Díaz, fundador de la plataforma de inversiones Westay, propone el refinanciamiento con un crédito para fines generales, que consiste en obtener capital de libre disposición a tasa de un crédito hipotecario (en promedio están en 1,99% anual, según el Banco Central) y usando la plusvalía de una propiedad. "Si tengo un departamento cuyo valor comercial es de 3.000 UF y lo compré en 2016 en 2.000 UF con 20% de pie y he amortizado 100 UF, la deuda que me queda es de 1.500 UF. Los bancos y las compañías de seguros prestan 80% del valor comercial de la propiedad, que en este caso serían 2.400 UF. La diferencia entre el 80% de ese valor comercial y la actual deuda asociada a la propiedad (1.500 UF) la puedo pedir como un refinanciamiento de fines generales. Es decir, podría pedir 900 UF y usarlas para el pie de la compra de otra vivienda", dice Díaz.

Cheque o PAC: Algunas inmobiliarias, antes de la entrega del proyecto, permiten financiar el pie hasta con 30 cheques. Como cada día se manejan menos cheques, algunas están ofreciendo una nueva fórmula, que son los pagos automáticos o PAC. "Este sistema permite al cliente autorizar que la inmobiliaria pueda realizar el cobro mes a mes a su cuenta corriente o tarjeta de crédito", dice Álex Saavedra, socio de Grupo Axion Inmobiliaria.

Una mezcla: Antes que las ventas en blanco o verde, hay preventas para inversionistas de proyectos que aún las inmobiliarias no ingresan a la municipalidad respectiva. En este caso el pie se puede pagar en más de 36 cuotas y con herramientas de pago combinadas. "Pedimos 36 cheques para el 10% del pie; el último 5% o 10% cuando se entregue se hace con tarjetas de crédito si el inversionista no tiene el monto al contado", dice Cristián Lecaros, director ejecutivo de Inversión Fácil.

Fuente: Enlaceinmobiliario.cl