Artículo: Negocios en La Araucanía: los empresarios que apostaron por la región

/blog/Identidad-Local
2019-10-03

Este martes se realizará el primer Araucanía Day, encuentro generado al alero del Plan Impulso Araucanía, que fue anunciado en 2018 y que busca destacar el potencial económico de la zona y atraer inversiones.

Aunque la región ha hecho noticia principalmente por hechos de violencia, sus cifras económicas son más que positivas, con un dinamismo superior al promedio del país. De hecho, el PIB regional se expandió 4,9% en 2018, superando el crecimiento nacional.

En el Araucanía Day participarán empresarios de los rubros retail, energía, agrícola y turismo, quienes compartieron con PULSO sus experiencias y desafíos desarrollando sus negocios, así como sus perspectivas futuras, en una región marcada por el conflicto.

Plan Impulso Araucanía se basa en tres ejes estratégicos: agricultura, turismo y energías renovables. A esto se suman otros siete ejes base: entre ellos, desarrollo indígena, educación, salud, seguridad, calidad de vida y desarrollo social, infraestructura y conectividad, y desarrollo productivo.

Asimismo, en la región se incubaron empresas innovadoras con ventas por más de $10.300 millones durante el año. Y de hecho en 2014, 2015 y 2017 la incubadora regional, Incubatec UFRO, fue escogida por Corfo como la mejor de Chile por los altos niveles de facturación de sus incubados, superando a todas sus símiles del país durante esos períodos.

“Creemos que es posible mostrar una Araucanía en positivo, y eso es lo que buscamos con este encuentro, donde se presentarán empresas que están impulsando esta región”, indica Claudina Uribe, directora ejecutiva de Incubatec UFRO.

1.Collipulli Red Soil: “Si los proveedores se ven afectados, nosotros también”

Frente a los problemas que está generando el cambio climático en la agricultura, estar instalados en La Araucanía ha significado una ventaja para Collipulli Red Soil. Sus productos, en especial el arándano que producen en Malleco, logran reconocimiento internacional, especialmente en China, cuenta Alex Strodthoff, gerente general de la firma agrícola.

El ejecutivo reconoce que los problemas de seguridad en la zona son el principal riesgo, “sobre todo para una empresa que está en Malleco y que tiene el packing en la comuna de Ercilla”, añade.

“Llevamos muchos años. Es lo que sabemos hacer y lo que vamos a seguir haciendo”, afirma, y respecto a los hechos de violencia, indica que los más castigados son los proveedores. “Como ellos se ven afectados, nos genera una complicación también”, dice.

El ejecutivo destaca el potencial agroindustrial de la región, por lo que siguen invirtiendo en ella. “Estamos ampliando nuestras plantas productivas, creciendo en superficie plantada y agregando valor a nuestra producción”.

Finalmente, dice que hay mucho suelo en la región “que no está siendo aprovechado y que podría aportar mucho al patrimonio productivo nacional”.

2.Eléctrica WPD: “Hay un enorme potencial en esta región”

En Malleco, la firma alemana WPD está desarrollando el proyecto de energía renovable Parque Eólico Malleco. Su inicio no ha estado ajeno a contingencias, como el rechazo de algunas comunidades o la quema de maquinaria en el fundo donde se emplaza el proyecto.

Pero, una vez instalados, aseguran que “son muchos los que valoran nuestra presencia, producto del trabajo realizado en terreno. Los miembros de la comunidad hoy nos ven como un aliado que cree firmemente en el potencial social, humano, productivo y asociativo de la región”, comenta Tomas Schröter, gerente general de WPD.

“Lo que nos atrajo a la región fue el enorme potencial eólico en términos de recursos y superficie disponible”, agrega Schröter. “Me atrevo a decir que la decisión de la empresa fue la adecuada, ya que factores como el cambio climático y la escasez de recursos hídricos, han levantado el interés por generar una política de descarbonización, de la mano con proyectos que apuntan a generar energías renovables”, sostiene.

En cuanto al escenario actual para hacer negocios en la zona, el ejecutivo destaca el aporte que el Plan Impulsa Araucanía y el propio Araucanía Day realizan al fomento de la productividad, empleabilidad e inversión en la región.

3.Rosen: “Sin duda falta muchísimo. Ahí hay una oportunidad”

“Temuco nos vio nacer y nos ha permitido proyectarnos internacionalmente”, afirma Agustín Alfonso, gerente general de Empresas Rosen.

“Estamos hace seis décadas en una región que nos entrega claras ventajas y que ha sido clave para desarrollar una operación de altísima complejidad y exigencia, generando a su vez una identificación y compromiso difícilmente replicable”, añade.

Esto, a su juicio, les permite mirar al futuro de buena forma, “teniendo claro que también existen situaciones y problemas que como sociedad debemos resolver”.

El ejecutivo también cuenta que operar en la zona no ha implicado exigencias distintas a las que podrían tener en otra región. “Nos moviliza la autoexigencia de generar las mejores condiciones para nuestro equipo, propiciando no solo cumplir con estándares elementales, sino que sumando un entorno, clima, seguridad y alto bienestar, de manera que su satisfacción, confianza y compromiso sea el mayor”.

Si bien considera que hay mayor preocupación y foco en la región, y que diversos actores han manifestado su voluntad de dialogar y establecer una agenda común, “sin duda falta muchísimo y ahí pienso que está la principal oportunidad, porque pese a todo lo adverso, existe un enorme potencial”.

4.Corralco: “Había mucha gente que quedó atrás con la salida de las forestales”

Hace 15 años que Corralco Resort de Montaña opera en el sector de Lonquimay, con un fuerte componente de “ñeque”, explica su gerente general, James Ackerson.

El ejecutivo relata que cuando iniciaron la operación, la cuenca de Curacautín “era prácticamente desconocida en términos de turismo”. Por ello, tuvieron que ir dando a conocer que era un buen lugar para los deportes de invierno.

“Es un proyecto que ha requerido bastante colaboración pública y privada”, comenta, dado que se emplaza en la reserva Malalcahuello, administrada por Conaf, y en la que Corralco tiene una concesión a 45 años.

Ackerson añade que el proyecto llegó a una zona que estaba deprimida en términos productivos, tras la retirada de la producción maderera. “Había mucha gente que había quedado atrás después de la salida de la operación forestal”.

Finalmente, dice que con la comunidad la relación ha sido buena. “En La Araucanía hay huincas, peñis, gente local, afuerinos y pueblos originarios. Como empresa tenemos la obligación de escuchar incondicionalmente. Siempre hemos sido transparentes con la comunidad y siempre hemos estado abiertos a dialogar. Y es a través de este diálogo abierto, que puede sonar súper cliché, hemos logrado grandes cosas”.

Fuente: latercera.com